Contact Info     Call 24 Hours: 1.888.222.5847

Apoyo durante el embarazo   arrow

Acompañamiento durante el embarazo

Recibir la noticia de que tu hijo/a no va a vivir mucho tiempo es abrumador. Además de la angustia que produce la incertidumbre asociada a lo que le ocurre a nuestro bebé, la tristeza que significa esperar su muerte y no su vida, se suma el no saber qué hacer en los aspectos prácticos que vendrán.

Los integrantes de Amparos sabemos lo que es pasar por eso, pues lo hemos vivido. Es por ello que te ofrecemos nuestro apoyo, que consiste en compartir experiencias y algunos consejos que te podrán servir para preparar de alguna manera lo que vendrá.

En este sentido, podrás encontrar en nosotros, por un lado, un espacio de escucha, contención y detención; en momentos en que el mundo se viene encima, en que uno se siente expuesto y vulnerable, sin saber qué pensar, qué rumbo seguir o cómo reaccionar, nuestro propósito es trasmitir serenidad y fuerza.

Por otro lado, queremos servir de facilitadores o coordinadores de ayuda, entregando consejos, material y datos útiles que hagan más llevadera la vivencia. Contamos, asimismo, con una red de contactos de profesionales sensibilizados en estos embarazos.

Para concretar esta acción, debes escribirnos a nuestro correo contacto@amparos.cl y a la brevedad nos contactaremos contigo. Según tu preferencia, el acompañamiento podrá ser realizado por una persona (tutor o tutora) o bien una pareja (pareja tutora) de nuestra fundación. La modalidad es totalmente libre (puedes reunirte una o varias veces) y gratuita.

Algunos consejos para enfrentar el embarazo

¿Qué hacer cuando nos dicen que el/a hijo/a que esperamos no vivirá mucho tiempo? ¿Cómo enfrentar un embarazo que no tendrá el final que esperábamos?

Esperar un bebé es un proceso que conlleva muchas emociones, surgiendo por lo general sentimientos de ilusión, amor y ansias de conocerlo –también temor. Cuando nos notifican que por razones que escapan a nosotros, aquel bebé morirá tempranamente, pareciera que se nos ha caído encima una bomba atómica, que no solo nos remece a nosotros como padres sino a todos y a todo lo que nos rodea. Lo que comenzamos a sentir es devastador, iniciándose un duro camino lleno de incertidumbres.

Te dejamos aquí algunas breves orientaciones que podrán guiarte durante esta vivencia.

  1. No temas tener sentimientos contradictorios

Aunque no lo queramos, es natural que surjan sentimientos no deseables en nosotros. Acéptalos, son parte del proceso y la profundidad del dolor e impacto que se vive. Podrás sentir negación, rabia, dolor, culpa y envidia de quien no vive lo que te ocurre. Todo ello mezclado con un gran amor y ternura por tu guagua. Quizás sientas estos sentimientos al mismo tiempo o en etapas diferentes. No te sorprendas. Es normal. No te obligues a esconderlos: habla con alguien en quien confías sobre qué sientes, es probable que de ese modo se serene un poco su intensidad. Puede ser que el diagnóstico médico no te convenza, si quieres y tienes la posibilidad de hacerlo, consulta otras opiniones. Procura siempre hacer lo que te deje tranquila/o y evite que en el futuro digas “por qué no intenté esto”, “debiera haber hecho esto otro”.

  1. Aprópiate del proceso: el bebé que esperas es tuyo, no de los equipos médicos u otras personas externas

Cuando esperamos un bebé que viene enfermo, pareciera que su destino debe ser decidido por los expertos. Si bien hay muchos aspectos que debemos dejar a los doctores, hay muchos otros que pueden quedar en manos de su mamá y/o papá. Así, no repares en preguntar nada y participa del transcurso del embarazo. Si te sirve, haz una lista de preguntas antes de cada consulta médica, de manera que el/la doctor/a pueda informarte lo más posible de lo que se vendrá y de las alternativas durante el proceso. Intenta encontrar un médico que sea empático y flexible con la situación que vives, habla con los equipos médicos que te atenderán cuando nazca tu hijo. Cuando ello ocurra, tienes todo el derecho a hacer peticiones: quedarte con tu bebé en brazos por unas horas -aun cuando ya haya fallecido-, fotografiarlo, presentarlo a familiares cercanos, etc.

Si te sientes capaz, te aconsejamos darte espacios durante la gestación para disfrutar tu embarazo. No será fácil, pero más tarde atesorarás esos momentos. Hay mamás/papás que deciden ponerle al bebé su música favorita, tejerle una mantita para cuando nazca, comerse en consciencia un chocolate, etc., pensando en que tu hijo/a sentirá esas sensaciones y emociones.

  1. Evita aislarte y procura buscar apoyo

Es muy comprensible “irse hacia adentro” durante esta experiencia, retirándonos muchas veces, de la vida social. De hecho, es aconsejable no obligarse a socializar como antes, si no se quiere. Ya vendrá el tiempo para volver a retomar las rutinas. No obstante, no es recomendable aislarse completamente; puedes relacionarte con personas con que tengas más afinidad y confianza, intentando no llevar esta carga emocional en soledad. Si te sientes sola/o, puedes buscar orientación sicológica o redes de apoyo alternativas, hay muchos padres que han pasado por lo mismo y se han agrupado para escuchar y contener a otros.

Si estás en pareja, lograr comunicación y apoyo mutuo es de gran ayuda. Pero debemos recordar que en toda relación existen diferencias en la manera de procesar y demostrar esos sentimientos entre una persona y otra. Hay también expectativas distintas sobre cómo se quiere llevar el embarazo y vivir el nacimiento. Una manera de resolver las distancias es encontrar instancias adecuadas para conversar acerca de lo que siente y espera cada uno de uno mismo y del otro, de este tiempo. De esa manera será más fácil llegar a acuerdos que permitan que madre y padre de ese bebé vivan en serenidad estos momentos trascendentales que les tocó vivir, respetando a consciencia las diferentes personalidades y necesidades.

Algunos consejos para enfrentar el momento del nacimiento

Consejos a mamás y papás que enfrentan/rán una pérdida (extraído de publicaciones de la película Return to Zero, EEUU)

Si usted se ha enterado que su bebé ha fallecido

Sentimos mucho la pérdida su bebé y queremos que sepa que no está solo. Hemos desarrollado esta guía de acciones para considerar, ha sido de gran ayuda para padres en su misma situación.
Si su bebé ha sufrido una muerte intrauterina

VÉ MAS DESPACIO, no hay de que apresurarse (a menos que sea medicamente necesario).

  • Llame un familiar o un amigo cercano para que ellos se encarguen de llamar a otros dejándoles saber que su bebé ha fallecido.
  • Busca una Doula con especialización en duelo cerca de tu área que les brinde su apoyo durante el parto.
  • Solicita un cuarto al final de sala de partos o en otro piso para asegurar un espacio tranquilo. Viendo una película de comedia puede ser una gran ayuda para pasar el tiempo mientras el parto progresa.
  • Pide a las enfermeras que le brinden detalles de cómo se verá su bebé al nacer para reconocer cualquier cambio en su piel. No habrá ninguna reacción o llanto de parte de su bebé y sus labios lucirán rojos. El cuerpo de su bebé comenzará a enfriarse y sentirse más rígido en un corto período de tiempo.
  • Planifica una sesión de fotos para su bebé. Apreciarás estas fotos el resto de tu vida y esta será la única oportunidad que tendrás para tomarlas. Puedes tomar las fotos por tu cuenta o delegar esta tarea en alguien de tu confianza.

Después del nacimiento de su bebé recomendamos que considere:

  • Darle un nombre a su bebé
  • El contacto de piel a piel con su bebé
  • Mecer, sostener, besar, y acariciar su bebé
  • Bañar a su bebé
  • Vestir a su bebé
  • Cantarle, tocarle música y leerle a su bebé
  • Pedir que el equipo del hospital tome huellas de las manos y los pies su bebé
  • Pedir que el equipo del hospital le tome un mechón de pelo a su bebé
  • Tomar fotografías con y de su bebé
  • Puedes pedir una cuna y unas compresas de hielo si deseas tener más tiempo para llevar a tu bebé afuera, darle un paseo por el jardín o si simplemente quieres disfrutar de más tiempo con tu precioso hijo
  • Puedes solicitar un servicio religioso o ceremonia como un bautismo para tu bebé en el hospital. Tienes el derecho de llevarte a tu bebé a casa para darle un servicio fúnebre si así lo deseas.

Al salir del hospital recomendamos que considere:

  • Alguien que organice los arreglos para entrega de comida cuando llegue a su hogar.
  • Decidir si quieres suprimir o donar tu leche materna. Consulta una especialista en lactancia para esto.
  • Crear un memorial en línea a tráves de “Facebook”, “Caring Bridge” o “World of Remembrance” para compartir fotos y tu duelo personal.
  • Planificar un servicio o ceremonia fúnebre.
  • Llenar una aplicación para obtener una copia certificada de registros de muerte perinatal.
  • Pedirle a su hospital una aplicación para detener la correspondencia de productos de bebé llegando a su hogar

Si su bebé va a nacer con vida pero fallecerá poco después:

VÉ MAS DESPACIO… y vuelva a leer los consejos anteriores en esta guía: las recomendaciones pueden servir a su situación

  • Pida a sus enfermeras que describan lo que podrás ver o escuchar durante los últimos momentos de su bebé para que no sientas miedo en el momento. Por ejemplo, el patrón de respiración de su bebé seguirá cambiando.
  • Pida abrazar a su bebé mientras fallece. Quizás quiera tener privacidad durante este proceso.
  • La audición es el último de los sentidos que se pierde, háblale, cántale y lee un libro a tu bebé. Usted siempre será la madre o el padre de su bebé, eso nunca cambiará.
  • Quizás desee considerar la donación de órganos.

–> Para datos prácticos acerca de trámites de inscripción de nacimiento/defunción y otros:

Ir a sección “Documentos útiles” en “Material de interés”, donde encontrarás guías “paso a paso” o haz clic en: http://www.amparos.cl/fundacion/?page_id=17

***